Je tourne mon visage vers vous – Veronique Sapin

“Mi nombre es Ser Humano. Tengo el derecho a decidir todo en mi vida, justo como tú, simplemente porque es lo normal. No?” Con esta desafiante pregunta introduce la artista multimedia y comisaria Véronique Sapin su videopoema “Je tourne mon visage vers vous” (Vuelvo mi rostro hacia ti).

Je tourne mon visage vers vous Veronique Sapin

“Vuelvo mi rostro hacia ti. No hay motivo para desconfiar de ti, porque eres un ser humano como yo.” En palabras de Véronique Sapin:

“Así es como imaginamos lo que sería la forma más elevada de relaciones entre seres humanos. Pero estamos lejos de ese ideal. Escogí hablar sobre uno de esos actos que llevan a la humanidad a la regresión hacia la animalidad: los ataques con ácido. Este es un crimen con una acusada marca de género. Mujeres y niñas son víctimas en un 75-80% de los casos. Un 30% de las víctimas femeninas son menores de 18 años. Se registran 1.500 casos alrededor del mundo cada año. Pero lo más común es que permanezcan sin denunciar, en su mayoría. Muchas víctimas temen denunciarlo a la policía por tener pavor a las represalias. Los ataques con ácido están aumentando”.

Algo tan sencillo como volver el rostro hacia la persoa que nos habla, un gesto teñido de un blanco sobreexpuesto que simboliza la inocencia, es la base de este videopoema tripartito. El texto inicial, una declaración igualitaria de derechos y realidades (“Mi nombre es Ser humano”), se desplaza bajo la figura femenina del fondo. El nudo es una sucesión de los efectos del ácido sobre la piel. Pero al final, e mismo texto del inicio se transforma (“Mi nombre es Mujer”) señalando ejemplos concretos de mujeres, relatos de la experiencia terrorífica de haber sufrido un ataque con ácido. La brutalidad de esas palabras ocupa la pantalla y, como en la realidad, acaba erosionando por completo el rostro. Hasta que no queda nada, un espacio vacío, negro.